Google Panda y SEO: consejos para nuestra web

    Google Panda y SEO - Consejos para nuestra web

     

    Después de una nueva actualización de Google Panda en el algoritmo del buscador, el pánico y el terror se apoderan de webmasters, programadores, diseñadores, y cualquier otra persona relacionada con el mantenimiento y desarrollo de una web. Una simple palabra se hace eco en sus pensamientos: penalización; sudores fríos, pesadillas recurrentes, y toda clase de males recorren en procesión los instantes posteriores a la publicación de la iteración del algoritmo. Y la pregunta que nadie se atreve a pronunciar en voz alta, pero que tod@s anhelan tener una respuesta satisfactoria, es: “¿afectará a mi página web?”. Un momento, ¿de verdad tenemos que temer algo de la última puesta en escena del simpático osito comedor de bambú? ¿O de cualquiera de sus siguientes actualizaciones? Pues la verdad es que no, siguiendo unos consejos sencillos para que nuestra labor en el SEO no provoquen que Google decida esconder nuestra web del resto del mundo.

     

    Google Panda anda suelto. ¿Es peligroso?

     

    Google Panda es una modificación en el algoritmo encargado de ordenar los resultados de búsqueda de Google, por lo que penaliza las páginas web con contenidos de baja calidad y premia con una posición más alta aquellas que tienen mayor calidad; una web con información interesante para los internautas siempre estará mejor considerada que otra con mucha publicidad o contenido duplicado. Y no hace falta que toda la web sea de baja calidad, basta con tener unas pocas páginas de pobre contenido y/o duplicadas para que Panda señale la url entera como candidato a bajar peldaños en el ranking.

    Con este movimiento, Google se asegura unos resultados de búsqueda con contenido relevante y de alto valor para los usuarios, apartando el spam y los sites copiados de las posiciones más visibles. Visto así, no hay realmente un motivo de preocupación, ya que si nos centramos en mantener nuestra web limpia, las futuras oscilaciones que acometa Panda nunca nos pueden pillar con el pie cambiado; hay que mantener una coherencia siempre con lo que subimos a la red para aportar un contenido que guste, sea compartido y atraiga la atención para sucesivas visitas.

     

    Qué podemos hacer para caer simpático a Google Panda

     

    No pienses en el osito, y céntrate en tu web. Veamos unos consejos que serán de gran ayuda:

    Tareas de mantenimiento

    Para empezar, y sobre todo si ya tienes una web creada, lo mejor y más importante es no seguir arrastrando los problemas que puedan lastrar más tu sitio, y que lleve al Panda a la conclusión de que así no vas a llegar muy lejos. Si tu web se alimenta en parte de publicidad externa, debes empezar a poner un límite en el número de banners que lo único que producen es malestar y rechazo a los visitantes; si abusas de la auto-publicidad, pues te has equivocado de propósito. Ya que se han tomado la molestia de llegar, no les muestres la cara horrible de Internet, la tasa de rebote te lo agradecerá.

    En cada una de las páginas, el número de enlaces no debería ser mayor de 100, pero lo ideal serían 50; no es necesario apuntar a demasiados sitios en el mismo lugar, si es necesario, segmenta la web para que quede más accesible sin tener una maraña de links. Y de los enlaces que queden, asegúrate de que no estén rotos y apunten efectivamente a algo existente; el re-direccionamiento 301 puede ser la solución más acertada para las páginas complicadas.

    Y aún con lo anterior, es factible que se pueda generar un enlace roto o el hecho perfectamente normal de que alguien introduzca una url de forma errónea; sin problema, la página 404 (convenientemente personalizada) es el remedio perfecto para guardarnos las espaldas ante los imprevistos de la red de redes.

    Hasta aquí, tendrás hecho medio camino en términos de usabilidad; recuerda organizar iconos, tablas, colores e imágenes para que sea sencillo navegar, qué digo navegar, surfear por tu sitio y que nadie se sienta incómodo con su ratón o pantalla táctil.

     

    Agiliza la carga de la web

    No es bueno hacer esperar a la audiencia, y más en dispositivos móviles; utiliza un diseño responsivo, el uso de smartphones y tablets se ha generalizado enormemente así que no menosprecies el target y permite que accedan fácilmente.

    De manera más general, las imágenes y los vídeos deben estar comprimidos para que no ocupen mucho y se descarguen rápidamente; si insertas vídeos de YouTube, procura no tener varios en la misma página ya que repercute en el tiempo de espera. No instales complementos o plugins que no vayas a usar o no tengan una finalidad real para tus visitantes. Crea una versión en caché de tus páginas, así ganarás en velocidad y el alojamiento tendrá menos trabajo. Si puedes reducir los archivos HTML, CSS, Javascript combinando y comprimiendo código, sería un plus; y por lo que más quieras, no uses Flash, para nada ni en ningún lugar, esta plataforma no reporta ningún beneficio y debería formar parte de un museo de la historia arqueológica de Internet.

     

    Di no al contenido duplicado o de baja calidad

    Si por alguna casualidad, tienes artículos copiados o modificados parcialmente de otras webs, el osito Panda se dará cuenta y se chivará a papá Google. No sabemos cómo ha llegado eso a aparecer en tu página, pero debe ser eliminado sin dejar rastro. 😉

    Para dos o más paginas que compartan contenido o estén duplicadas, de nuevo un re-direccionamiento 301 es la clave para los casos en lo que exista la indexación; así, las url´s obsoletas serán redirigidas a las páginas correctas.

    La página de inicio tiene que ser única, debe existir una sola versión; una web con-www y sin-www son completamente distintas para Google. Considera que son dos direcciones, y por tanto puede pensar que es contenido duplicado. Y claro, que se nos puede enfadar; una vez más, el 301 es el número mágico.

    Lleva un control sobre todo lo que indexa Google; no permitas que indexe categorías, etiquetas o sesiones de usuario que conlleven duplicidad en los resultados del buscador. Codifica convenientemente lo que no sea necesario que las arañas vean, y para todo lo demás, usa la herramienta Google Webmaster Tools y así supervisar lo que guarda Google de tu web. Aquí en mi blog tienes un tutorial muy completo por si necesitas guiarte (toma publicidad de la buena pero sin usar un banner 🙂 ).

    Es posible que en el pasado usaras técnicas SEO de dudosa moral, y que ahora mismo con las actualizaciones de Panda pueden hacer que tu ranking se venga abajo; revisa todo el contenido antiguo para eliminar, o por lo menos mejorar, las páginas con contenidos de baja calidad. También cabe la posibilidad de combinarlas en una sola o alojarlas en otro dominio. Todo lo que sea contenido irrelevante a la temática de la página o demasiado escueto como aportar algo de valor, debe pasar por un filtro para que una vez terminado el proceso, el conjunto sea uno solo y que transmita la sensación de que destaca y es robusto para el target al que apunta. No abuses de las sobrevaloradas keywords, si desarrollas bien el texto y dejas que fluyan con naturalidad con el mensaje que difundes, no será necesario que realices el juego mental de seguir una estrategia para colocarlas.

    Y otra cosa más: la página de políticas de privacidad es ya obligatoria por la directiva comunitaria, pero no por ello es necesario que sea indexado por Google; no nos aporta ningún beneficio y es un contenido innecesario para los resultados de búsqueda.

     

    Crea tu contenido pensando en humanos, no en osos

    Con todos los pasos anteriores, creo que más o menos te puedes hacer una idea del alimento que necesitará tu web para crecer a partir de ahora; una vez que has superado la fase de limpieza y actualización de todas tus páginas, el único enfoque que tendrás presente de ahora en adelante es el desarrollo de contenido relevante y de calidad. Céntrate en lo que espera tu audiencia y en el valor que puedas aportar, usando siempre el lenguaje correcto que la materia a tratar necesite y con el estilo adecuado para mantener la atención de los que te leen. Produce páginas que transmitan pasión y mucha atención al detalle, respetando siempre que prevalezca la calidad sobre la cantidad; actualizar diariamente o semanalmente puede ser una tarea titánica y no siempre necesaria, por lo que simplemente asegúrate de que cuando publiques sea con contenido relevante.

    Y no te olvides de lo más importante: tu audiencia serán personas, nada de osos, arañas, pingüinos y demás fauna zoológica. Con contenido fresco, actualizado y útil, gustarás a tu público y serás recompensado con el empujón necesario en los buscadores.

     

    Osos Panda

     

    Un post con ideas muy generales pero efectivas; más adelante profundizaremos en algunos aspectos concretos para tener nuestra web al día y que sea más fácil ser relevante para los buscadores y atraer tráfico a partes iguales. Para cualquier duda o aportación, las cajas de comentarios son vuestras.

    Tagged , , , . Bookmark the permalink.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    MiBloguel te informa que los datos de carácter personal que me proporcionas rellenando el presente formulario, serán tratados por Miguel Ángel Lucas como responsable de este blog personal.
    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar tus comentarios en este blog.
    La legitimación se produce mediante el consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios, podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L. (proveedor de hosting de MiBloguel) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos en miguelangeldll@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
    Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web (https://mibloguel.com), así como consultar mi política de privacidad.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.