Guía de Instagram para potenciar tu negocio

    ¡Comparte! 😉
    Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneBuffer this page

    Instagram

    La importancia de la comunicación visual siempre ha estado presente: prensa, televisión, y ahora Internet. Las imágenes y sus diferentes formatos afectan a nuestra comprensión, y pueden condicionar a la hora de tomar decisiones. Es fundamental dominar este lenguaje visual, y en las redes sociales destaca una herramienta: Instagram. Nos encontramos con una plataforma ideal para campañas de marketing digital versadas en fotografías o vídeos. Muchas empresas todavía ni la conocen, y otras pueden encontrarla confusa o incluso alejada de sus necesidades. Nada más lejos de la realidad; un perfil sólido en Instagram puede transformar tu comunicación en social media y conseguir beneficios e ingresos para tu negocio. Si quieres conocerla un poquito más y empezar a adentrarte en la mejor forma de capturar y compartir los mejores momentos con tu audiencia, allá vamos.

     

    Completa el perfil de Instagram

     

    Empezar a subir fotografías como locos, no es la mejor manera de comenzar. Hay que tomar el tiempo preciso para rellenar y completar nuestro perfil; muchas marcas fallan en lo más sencillo, por ir con prisas y sin planificar paso a paso. Entra en Instagram para darte de alta o acceder a tu cuenta, y realicemos juntos el viaje punto por punto.

    Primero, tienes que añadir una foto de perfil que te represente como marca. Puede ser el logo o lo que sea distintivo de tu negocio. Si quieres personalizar cada una de las redes sociales, también puedes ser creativo y hacer algo nuevo. Sea lo que sea, que resulte identificativo e inequívoco para los clientes. Ten en cuenta la forma redondeada de la foto de perfil de Instagram; quizás tengas que ajustar el tamaño de tu imagen para que no desentone dentro del círculo y se ajuste lo mejor posible.

    El nombre de la cuenta deberá ser el de la empresa. No hay más que añadir aquí.

    Para el nombre de usuario también utilizaremos el de empresa, aunque deberás evitar los espacios en blanco. Procura que el nombre no resulte demasiado largo, ya que es el que utilizarán los usuarios para nombrarte en los comentarios.

    El sitio web puede ser tu página web por defecto, la de la tienda online si está separada o una landing page. Como en las publicaciones por defecto no se pueden poner enlaces “clickeables“, en principio el único link activo es el del perfil. De todas formas, puedes cambiarlo en cualquier momento para modificarlo, subir ofertas temporales o incluso poner tu página de Facebook. Eso sí, nada de enlaces cortos.

    La biografía permite incluir una descripción de tu negocio, lo que ofreces y una orientación de tus productos/servicios. Procura ser claro, directo y conciso.

     

    @noyourcity - Instagram

     

    Aumenta la visibilidad con los Hashtags

     

    Como en otras redes sociales, el hashtag se ha convertido en una pieza fundamental en el diálogo online. Permite etiquetar contenidos, encontrar la información relevante más actual, e incluso viralizar temas de conversación. Tan sencillo como poner una almohadilla antes de una #palabra o una #sucesióndetérminos para hablar de un tema concreto.

    Para las empresas, su uso añade valor a las campañas y crea conversación sobre una marca y su mensaje. Si los usamos sabiamente, tendremos mucho espacio digital ganado; ahí es donde se marca la diferencia entre las marcas que triunfan en las redes. Independientemente de tu estrategia, los usuarios de Instagram usarán siempre hashtags; aprovéchalo, es la mejor forma de incrementar tu presencia.

    Puedes crear un hashtag personalizado para tu marca y añadirlo en la bio del perfil; permitirá a tus seguidores tener claro cuál utilizar para hablar de tu empresa. Además, simplemente haciendo clic en él podrán ver todas las publicaciones asociadas a ese hashtag. Por supuesto, es posible cambiar de hashtag cada cierto tiempo, o dependiendo de la campaña en curso; recuerda medir los resultados de cada uno para comparar el rendimiento específico.

     

    Crea y extiende tu comunidad

     

    Como en el resto de redes sociales, Instagram no debe construirse simplemente con seguidores. Al final, el número de estos no es lo que genera resultados: necesitas fans. Si creas y desarrollas una comunidad de usuarios comprometidos con la marca, irás por el camino correcto.

    Los fans son los que harán comentarios sobre tus fotos y generarán conversaciones; mencionarán tu marca y ayudarán a difundir el mensaje por la red de redes. Se convertirán en portadores de tus productos/servicios y generarán expectación. Todo esto ayudará a que la comunidad crezca y alcance a más usuarios.

    Empieza buscando en tu entorno (clientes, proveedores); echa mano de tus contactos en el correo y adjuntarles el enlace o tu nombre de usuario en Instagram. Añádelo también en tu página web y si tienes otras redes sociales ya funcionando, avisa a la gente que ya estás también en Instagram.

    Realiza constantemente llamadas a la acción en tus posts, y pide que etiqueten a sus amigos. Y sobre todo, ni se te ocurra comprar seguidores (aunque después de todos estos consejos, ya sabrás por qué no es una buena idea).

     

    Cuenta de Instagram

     

    Selecciona una estrategia ganadora

     

    Para tener éxito en Instagram, deberás planificar cuidadosamente tu estrategia. Una red social tan “visual” necesita el máximo de atención posible, para ofrecer al usuario la mejor imagen y que el mensaje sea inequívoco.

    Tendrás que definir dos tipos de estrategias: la estrategia para tus campañas, y la estrategia de las publicaciones individuales. Puede ser un poco extraño, pero conforme utilices Instagram te darás cuenta que es necesario no descuidar la atención en el detalle de todo lo que publicas. Debido a esto, cada una de las estrategias necesita definir objetivos medibles; así sabremos perfectamente si estamos haciendo las cosas bien, teniendo la notoriedad necesaria o metiendo la pata. Por ejemplo, un objetivo sería aumentar seguidores, y otro diferente conseguir visitas en una landing page.

    Planifica de antemano el tipo de recursos que subirás; más que hacer un listado, piensa en la forma y el tono que transmitirán las fotografías, o el lenguaje y el estilo de los vídeos. Si sabes lo que buscas, tendrás mucho más fácil generar material para las publicaciones. Como en una publicación ya se puede incluir varias fotografías, céntrate en lo que vas a necesitar para contar tu historia (por ejemplo, una receta de cocina o una conferencia de prensa); que no te falte información pero que tampoco se haga demasiado pesado (con un grupo de fotos hay que estar continuamente deslizando con el dedo cada imagen).

    No pases por alto el tener claro cuando subirás los contenidos. Por supuesto, que sea en el momento del día que puedas responder inmediatamente y estar pendiente del impacto inicial. Y según tu ritmo de publicaciones, puedes plantearte hacerlo varias veces en semana, o incluso al día. Como siempre, encuentra la justa medida de lo que necesites sin llegar a recargar el timeline de tus seguidores.

     

    Haz grande tu historia

     

    Como ya hemos comentado, no te conformes con subir una simple fotografía; si puedes crear una historia que atraiga la atención y un mensaje poderoso, triunfarás en Instagram. Si sabes hacerlo por medio de varias imágenes o con un vídeo muy bien ejecutado, tendrás los objetivos al alcance de la mano. Recuerda sobre todo que, cuentes lo que cuentes, debe estar basado o girar sobre tu marca. El propósito final de tu presencia online es cristalino. Pero tienes que contribuir con un contenido que sea útil e interesante para el mayor número posible de espectadores, que tendrán como finalidad convertirse en clientes.

    Para conseguir el mayor alcance en tus historias, el siguiente paso sería intentar contactar con alguien influyente en tu sector (influencer). Si consigues conectar con una de estas personas, puede ayudar a amplificar tu contenido y construir confianza con tus seguidores. Dependiendo del mercado en el que te muevas, te puede resultar fácil o incluso bastante complicado. Por ejemplo, si te dedicas a la moda, podrás encontrar muchísimas cuentas de modelos en Instagram con miles de seguidores; si consigues contactar para que prueben tu ropa o cerrar un acuerdo de colaboración, lograrás muchísima difusión en poco tiempo. Si quieres que te tomen en serio con Instagram, piensa a lo grande y llegarás antes a tu público.

    Aunque ya hemos comentado el tema de los hashtags, recuerda que su uso te permitirá tener más alcance y duración en el tiempo. Haz una lista larga previa, fijándote en los que tengan bastante tirón, pero sobre todo en los que sean inherentes a tu sector. De esta lista, no tienes que utilizar todos en cada una de las publicaciones; no se trata de llenar un post con una imagen y 30 hashtags. Ve eligiendo cuidadosamente según el contenido, aunque intenta incluir siempre dos o tres para que los seguidores te localicen rápidamente. ¿Recuerdas el hashtag personalizado de marca que veíamos antes? Pues añádelo siempre que puedas.

     

    Publicidad en Instagram

     

    Si buscas o necesitas resultados inmediatos, puedes echar mano de los anuncios en Instagram. Es una alternativa de pago, pero que produce muy buenos resultados. Si ya has realizado campañas en Facebook, sabrás que están conectados y que podrás crear anuncios desde el mismo sistema.

    Es posible crear campañas con una fotografía o un vídeo; pero también anuncios por secuencias, que son muy fáciles de diseñar y atraen mucho tráfico (aquí si puedes incluir un enlace para que los usuarios respondan a tu llamada a la acción 🙂 ). Empieza poco a poco controlando los anuncios y el gasto para no descontrolar el presupuesto; en cuanto empiecen a llegar los leads tendrás el retorno de la inversión y ya podrás escalar las campañas al tamaño requerido. Si conectas con lo que los usuarios quieren, tendrás rápido acceso a tus metas.

    Los posts promocionales necesitan bastante creatividad para que funcionen. Si resultan genéricos y no sobresalen de las publicaciones normales, no llamarás la atención. Procura darle también un toque divertido, y un sentido único y cercano para conectar con la audiencia. La experiencia con las publicaciones normales con tus seguidores te ayudará en esta labor.

     

    Publicidad en Instagram

     

    Analítica de datos o la búsqueda de la mejora continua

     

    Desde un perfil de empresa en Instagram, tienes acceso a las estadísticas de tu cuenta. Esto nos permitirá obtener más información sobre nuestros seguidores y sobre el tipo de personas que interactúan con una marca en Instagram. Además se puede averiguar cuáles son las publicaciones e historias que más ven tu público y las que tienen mayor repercusión.

    En Instagram, como red social visual que es, podemos realizar un análisis de emociones y sensaciones para intentar conectar con nuestro público. Aunque al final, los datos generados por la interacción en nuestra cuenta serán los que nos indiquen qué hacemos bien, qué hacemos mal, y cuál es la dirección correcta a tomar. Las estadísticas nos muestran lo que recorremos en nuestra estrategia, el logro de objetivos marcados, así como el siguiente paso en la búsqueda de mejora continua.

    Si con el uso encuentras escasa la información generada en el propio Instagram, puedes probar alguna de las herramientas de pago externas; existen varias y proporcionan más datos para complementar tus análisis. Cuando se precisa de un poco de profundidad con las estadísticas, quiere decir que estamos tomando las decisiones correctas y queremos impulsar todavía más nuestra marca online.

    Finalmente, no descuides la competencia. Un análisis de sus acciones te dará indicios de cómo mejorar y rebasar poco a poco a los competidores en tu nicho.

     

    Instagram tiene mucho potencial, y alguien que quiera dominarlo tendrá que usar las técnicas y estrategias correctas. Con estos consejos, puedes empezar a crear un perfil fuerte y alcanzar notoriedad en la red; conseguirás visitas, seguidores y repercutirá positivamente en las ventas. No pierdas más tiempo y utiliza Instagram para que tu negocio crezca. Si te ha resultado útil el post, compártelo si quieres y deja un comentario con tus impresiones.

    ¡Comparte! 😉
    Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneBuffer this page
    Tagged , , , . Bookmark the permalink.

    Comparte un comentario: